Testimonio EEJ2015 (I)

por obradoiros

Lo vivido del 3 al 11 ha sido una
experiencia única, que para poder resumirla me quedaría con muchos momentos, ya que todo ha sido impresionante.

El primer momento fue en Sotillo,
la acogida que nos dieron las hermanas , la Vigilia y su día a día fue
algo muy bonito y especial.

Luego en Ávila de todas las actividades que
tuvimos me quedaría con dos : la Vigilia y la Misa . Y entre esas dos la Vigilia del sábado a la noche, para mi fue el momento más
especial de todo Ávila e incluso de los que haya tenido nunca , desde el
primer momento se respiraba a Dios y sentí como que toda la Vigilia
fuera dedicada para mí, como si Dios me estuviera hablando a mi , fue
muy fuerte toda la Vigilia y todo lo vivido en aquel rato con Dios. Los
conciertos , la música y los talleres estuvieron muy bien uniendo a los
7000 peregrinos en la gran Iglesia de Cristo. La Misa del domingo también fue muy
bonita e intensa. Además del último momento de adoración al Santísimo en
la Vigilia que hubo en Cantalapiedra, volviendo ya para casa .

María Piñeiro.


También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio utiliza cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar su tráfico. Tu dirección IP y user-agent se comparten con Google, junto con las métricas de rendimiento y de seguridad, para garantizar la calidad del servicio, generar estadísticas de uso y detectar y solucionar abusos. Aceptar Más información

Privacy & Cookies Policy