Francisco y los jóvenes atravesarán una Puerta Santa en la JMJ de Cracovia

por obradoiros

El papa Francisco ha sido el primero en inscribirse este domingo a la Jornada Mundial de la Juventud que
se celebrará del 26 al 31 de julio de 2016 en Polonia, abriendo así las
inscripciones para de este evento internacional de los jóvenes
católicos.  

Tan solo falta un año para la JMJ y por ello, el cardenal Stanislaw Rilko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, ha querido enviar un mensaje en el que subraya que el evento se celebra durante el Año de la Misericordia.

Asimismo, el purpurado explica que “el centro espiritual de este Jubileo de los Jóvenes será el Santuario de la Divina Misericordia y de Santa Faustina Kowalska, Apóstol de la Divina Misericordia, inaugurado por san Juan Pablo II en el año 2002”.

De este modo, indica que los jóvenes que estén entonces
presentes en Cracovia podrán visitar este santuario y “seguir un
programa especial, que prevé la meditación de las parábolas evangélicas
sobre la Divina Misericordia y el rezo del Rosario de la Divina
Misericordia”. Al final –añade– podrán pasar por la Puerta Santa del
Jubileo y ganar así la Indulgencia Jubilar.

Sí, porque como se hizo en la JMJ de Roma en Tor Vergata,
durante el Gran Jubileo del Año 2000, también en la de Cracovia, en el
lugar del gran encuentro conclusivo de los jóvenes denominado Campus Misericordiae,
“se instalará una Puerta Santa simbólica como signo visible del
carácter jubilar del evento”.  En este lugar, el santo padre Francisco,
acompañado por algunos jóvenes, pasará el sábado 30 de julio por esta
Puerta, al inicio de la vigilia de oración que culminará con la
adoración eucarística.

En el Santuario se instalará también un gran “Centro de la
Misericordia” con numerosos confesionarios donde los jóvenes tendrán la
posibilidad de acercarse al sacramento de la reconciliación en
diferentes lenguas. A propósito, el cardenal recuerda que se ha
convertido en una tradición que el mismo Papa confiese a algunos jóvenes
durante la JMJ.

Para finalizar, el domingo 31 de julio, después de la
eucaristía, el Papa entregará a cinco parejas de jóvenes de los cinco
continentes lámparas encendidas, “símbolo del fuego de la misericordia
que trajo Cristo, y enviará a los jóvenes de todo el mundo como testigos
y misioneros de la Divina Misericordia”.

El presidente del Consejo Pontificio para los Laicos,
asegura en su mensaje que “no es una casualidad que para la cita en
Cracovia el Papa haya escogido entre las Bienaventuranzas precisamente
la que habla de la misericordia: ‘Bienaventurados los misericordiosos,
porque ellos alcanzarán misericordia’”. En su Magisterio este es, sin
duda, un tema prioritario, afirma el cardenal Rylko.

Finalmente, en su mensaje subraya que en Cracovia los
jóvenes serán llamados a reflexionar sobre el tema de la misericordia
como ideal de vida y como criterio de credibilidad de nuestra fe; serán
llamados a volver a descubrir el rostro misericordioso de Dios, que se
manifiesta en el rostro de Jesucristo.

Fuente: http://www.zenit.org

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio utiliza cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar su tráfico. Tu dirección IP y user-agent se comparten con Google, junto con las métricas de rendimiento y de seguridad, para garantizar la calidad del servicio, generar estadísticas de uso y detectar y solucionar abusos. Aceptar Más información

Privacy & Cookies Policy