La ciudad de A Coruña acogió la celebración de la Vigilia de la Inmacula 2013

por obradoiros

“No seáis como los caracoles, hay que salir y mojarse”, esto es lo que les dijo D. Julián a los jóvenes en la Vigilia de la Inmaculada, el pasado viernes en Coruña.

Después de “La fiesta del Perdón” que tuvo lugar en la Grande Obra de Atocha y en las Capuchinas, los jóvenes se concentraron en la Plaza de España para comenzar la procesión de antorchas, que transcurrió por el Paseo Marítimo de la ciudad, acompañados del sonido procesional de los tambores, hasta llegar a la parroquia de San José donde D. Julián presidió la Vigilia conclusiva.

Cerca de 300 jóvenes de toda la diócesis y en especial de la ciudad de Coruña se sumaron a la Vigilia de este año. El PEDAL, acompañó con la música en la Eucaristía, es un grupo abierto en el que participan los jóvenes diocesanos en momentos como este, para animar y acompañar la liturgia de las celebraciones.

D. Julián, en su homilía, dijo a los jóvenes que contaba con ellos: “Queridos jóvenes, vuestro Arzobispo cuenta con vosotros para anunciar al mundo la alegría del Amor de Dios. Contad vosotros con vuestro Arzobispo. A la protección materna de María nos confiamos. Acoged a Dios en vuestra vida como Ella lo ha hecho, dejándose hacer y transformarse interiormente por Él”. 

Fuente: Pastoral Santiago
Fotografía: Miguel Castaño

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio utiliza cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar su tráfico. Tu dirección IP y user-agent se comparten con Google, junto con las métricas de rendimiento y de seguridad, para garantizar la calidad del servicio, generar estadísticas de uso y detectar y solucionar abusos. Aceptar Más información

Privacy & Cookies Policy