JMJ en el Domingo de Ramos – ¿Sabías que se celebra todos los años?

por obradoiros
A pesar de la antigüedad de muchas tradiciones de la Iglesia, la JMJ comenzó
hace pocos años. Fue en el Año Santo de 1975, cuando
Pablo VI llamó a Roma a la juventud católica tras la Marcha
Internacional de Reconciliación Cristiana celebrada entre Asís y Roma.
La convocatoria la repitió en 1984 Juan Pablo II. En aquella ocasión se
reunieron en Roma 300.000 jóvenes. La buena acogida a esta llamada animó
a Juan Pablo II, el “Papa de los jóvenes”, a instituir la Jornada
Mundial de la Juventud. La cofundación de la JMJ se atribuye al cardenal
Eduardo Pironio, del Pontificio Consejo para los Laicos, que se lo
habría sugerido al Papa.
En el domingo de Ramos de 1985, el papa anunció oficialmente la
institución de la Jornada Mundial de la Juventud. Desde entonces, la JMJ se celebra en todas las
diócesis cada Domingo de Ramos
. La Jornada Mundial de la Juventud como
evento multitudinario tuvo su pistoletazo de salida durante la JMJ de
Buenos Aires (1987). Desde entonces, aparte de las celebraciones en cada
diócesis, cada dos o tres años se celebra un multitudinario evento en
el que el Papa se reúne con jóvenes de todos los lugares del mundo. En
cierto modo, se puede decir que cada JMJ es prueba evidente de la
universalidad de la Iglesia.
Se hizo público el Mensaje del Papa Francisco
para la Jornada Mundial de la Juventud 2015, que se celebra el 29 de
marzo, Domingo de Ramos y de la Pasión del Señor. En camino hacia la JMJ
de Cracovia, en julio de 2016, con el título «Bienaventurados los
limpios de corazón, porque ellos verán a Dios» (Mt 5,8)
. Queridos
jóvenes, como ven, esta Bienaventuranza toca muy de cerca su vida y es
una garantía de su felicidad. Por eso, se lo repito una vez más:
atrévanse a ser felices».
Al cumplirse ahora 30 años desde que san Juan Pablo II
instituyó las Jornadas Mundiales de la Juventud,
Francisco hace hincapié en que «esta peregrinación juvenil a través de
los continentes, bajo la guía del Sucesor de Pedro, ha sido
verdaderamente una iniciativa providencial y profética». Y, exhortando a
dar gracias al Señor por los abundantes frutos que ha dado en la vida
de muchos jóvenes en todo el mundo, destaca «cuántos descubrimientos
importantes, sobre todo el de Cristo Camino, Verdad y Vida,
y de la Iglesia como una familia grande y acogedora. Cuántos cambios de
vida, cuántas decisiones vocacionales han tenido lugar en estos
encuentros».
Con el anhelo de que el santo
Pontífice, Juan Pablo II,  Patrono de la JMJ, «interceda por nuestra
peregrinación a su querida Cracovia. Y que la mirada maternal de la
Bienaventurada Virgen María,
la llena de gracia, toda belleza y toda pureza, nos acompañe en este
camino», el Papa Francisco fecha su mensaje, firmado en el Vaticano, el
31 de enero de 2015, Memoria de San Juan Bosco, fundador de los
salesianos, padre y maestro de los jóvenes.
Sin olvidar la importancia de la oración, recordando a Santa Teresa de Ávila, en el V centenario de su nacimiento en España, y de la lectura de la Sagrada Escritura, para encontrarse con el Señor, Francisco les pide a los jóvenes que «no olviden: la voluntad de Dios es nuestra felicidad».

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio utiliza cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar su tráfico. Tu dirección IP y user-agent se comparten con Google, junto con las métricas de rendimiento y de seguridad, para garantizar la calidad del servicio, generar estadísticas de uso y detectar y solucionar abusos. Aceptar Más información

Privacy & Cookies Policy