ULELN Testimonio: Vuelta al redil

por Depasxuventude

Buenas tardes! 


Quién me conoce bien, sabe que no soy mucho de dar mi testimonio tan a la ligera…pero he de decir que, aunque ya había participado en ULELN, ésta última no me dejó indiferente.

Llevaba un pelín alejada de Dios como seis meses… Dejé de asistir a Misa y mi actitud para con el Señor se había convertido en indiferencia total.
No me había confesado en mucho tiempo y me sentía totalmente indigna y alejada de Dios.

El viernes por la noche, tuve mi primer encuentro con jóvenes de la diócesis desde hacía meses, y lo cierto es que Dios fue el que me llamó a ir ya que, una vez entras en el peligro de la indiferencia, nada de esto apetece.

Me confesé y tenía de nuevo al Señor de mi lado. Fue algo indescriptible.
 

Esto me animó a ir a ULELN.

Rebosaba gracia y me sentía más feliz que nunca, quería empaparme más y encauzar de nuevo mi vida.

Desde el primer momento sentí que estaba en el lugar adecuado con la gente adecuada, todo era alegría!!
Cuando hicimos la Oración para invocar al Espíritu Santo, fue la primera vez desde que soy amiga del Señor, en la que no me importó nada más que Él y yo, no me importaba nada más… Y eso pocas veces me ha pasado, quizá por mis debilidades. 

Hablar de Jesús tan naturalmente a la gente fue genial, porque aunque no todos estaban receptivos y ni siquiera yo estaba totalmente convencida de que esto fuera a salir bien, sentía que no estaba sola, que
Él me eligió para estar ahí en ese preciso momento. 

Parece una tontería, pero de verdad que era la primera vez que sentía esto. La música y la gente de la que estaba rodeada también ayudó! 

Así que para mi, esta ULELN ha marcado, y espero que para siempre, un antes y un después en mi vida.

El Señor ha estado grande, 
como de costumbre!! 

Un abrazo,

Alba Martín



También te puede interesar