¡Sé feliz, no te rindas!

por obradoiros
¡Alegría en el cielo y la tierra! Ésta es una de las frases típicas de Marita. ¿Quién es Marita? Sólo lo pueden preguntar los que lean este blog y no sean diocesanos. Marita es … ¡Marita! estusiasta, desprendida, de alegría contagiosa, radical, y evangelizadora, muy conocida, entre otras cosas, por ser colaboradora de la Delegación de pastoral juvenil desde hace bastantes años.
Ayer nos reunimos todos sus amigos para vivir con ella la alegría de su vocación porque dentro de una semana Marita entrará en el convento de Clarisas de Cantalapiedra en Salamanca. Fue una tarde completa, donde todos aquellos que habíamos compartido su amistad, nos reunimos  para celebrar  esta gran noticia. Será la penúltima, como dijo D. Julián, muchas han sido las vocaciones que han partido de nuestra diócesis -no sólo a la vida contemplativa- y muchas otras seguirán surgiendo. Dios está siendo generoso con su pueblo.
Durante las vísperas, en el Palacio Arzobispal,  D. Julián agradeció a Dios por esta vocación y realizó la oración de envío de Marita al convento de las Clarisas, cuya Abadesa es también gallega.
Si  Marita escribiera esta crónica la terminaría diciendo: ¡Manos arriba esto es… UNA BENDICIÓN! Marita ha sido una bendición para todos nosotros y ahora la bendición aumenta.
La presencia de la hermana Glenda fue todo un regalo para Marita

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio utiliza cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar su tráfico. Tu dirección IP y user-agent se comparten con Google, junto con las métricas de rendimiento y de seguridad, para garantizar la calidad del servicio, generar estadísticas de uso y detectar y solucionar abusos. Aceptar Más información

Privacy & Cookies Policy