Mensaje del Cardenal D. Ricardo Blázquez Pérez

por Depasxuventude

Mensaje del Cardenal D. Ricardo Blázquez Pérez



Valladolid, 11 de julio de 2015

Queridos jóvenes:

Recibid un saludo gozoso cuando el Encuentro Europeo de Jóvenes está a las puertas. Entre el reconocimiento, la esperanza y la exhortación escribió el apóstol San Juan: “Os escribo, jóvenes, porque sois fuertes y la palabra de Dios permanece en vosotros y habéis vencido al Maligno”
(1 Jn. 2,14). La Palabra de Dios, interiorizada por la fe, tiene el
poder de vencer al tentador y al pecado, de abrir el egoísmo y de llenar
el vacío.

Santa Teresa de Jesús nos dirige un mensaje en el V Centenario de su
nacimiento: ” A tiempos recios amigos fuertes de Dios”. A Ávila que con
afecto y gratitud ha conservado la memoria de la Santa, como decimos los
abulenses, nos convoca para enseñarnos con su vida y sus palabras a
ser  amigos fuertes de Dios. La mediocridad no llena el corazón; solo la decisión vigorosa colma de sentido la vida.
Junto a ella aprendemos a responder con determinación humana y
cristiana a los desafíos del momento, o con sus palabras, a los “tiempos
recios”. Lo difícil se afronta; de lo complicado no huimos.

El Papa Francisco en diversas ocasiones ha hablado del cambio de
época y no sólo de una época con muchos, profundos y rápidos cambios.
Todos estamos inmersos en esta encrucijada que nos provoca en forma de
cuestionamiento hondo, de conmoción de los mismos cimientos, de
apremiante llamada a orientarse en la confusión, a no ser víctimas sino
protagonistas de nuestra historia. Los jóvenes son como sismógrafos que
detentan o barruntan los movimientos subterráneos, y al mismo tiempo
dada la edad en que están fraguando su futuro, se sienten
particularmente concernidos y afectados por la coyuntura actual.

Queridos amigos, el Encuentro de Jóvenes en Ávila nos ofrece
la oportunidad de convivir, de rezar junto a una maestra singular en
este quehacer cristiano básico, de celebrar festivamente los Sacramentos
de la Iglesia, de escuchar, reflexionar y compartir el significado de
la fe 
cristiana. Acudimos con ilusión a esta cita.

Leer el mensaje completo descargando el PDF

Fuente: http://www.eej2015.com 

También te puede interesar