La vida increiblemente ordinaria de Carlo Acutis

por Depasxuventude

 


Carlo Acutis fue declarado beato en Asís, su lugar favorito en el mundo. Un chico normal que tenía sus defectos y virtudes pero que luchó por colocar a Dios en el centro de su vida. Enamorado de internet lo usaba con un medio para evangelizar en un espacio en el que Dios puede estar ausente. 

Carlo hacía su vida como decía santa Teresita de Lisieux, a «hacer extraordinariamente bien y por amor las cosas ordinarias». ¡Qué importante son las cosas ordinarias!

Una de sus frases más repetidas y que más ha dado la vuelta al mundo es: “La Eucaristía es mi autopista hacia el cielo” y su fe en la eucaristía diaria y su amor por Jesús llevo a Antonia Salzano, su madre, a precioso camino, ella dice: “Carlo fue mi salvación”. Porque siendo ella una joven, exitosa, de una familia intelectual y alejada de la fe, hizo que se cuestionara su forma de vivir.

Pero Carlo también tenía sus luchas. Su madre comenta que era un poco “glotón y goloso, porque le encantaba comer Nutella y helados”. Recuerda que hubo un momento que comer tanto hizo que ganara eso y engordó, lo que le llevó a adquirir un sentido del equilibrio y luchó por la virtud de la templanza.


Pero esto no es todo, hay muchas anécdotas y más información sobre su vida en el libro que os pongo a continuación. No os lo penséis animaos a leerlo.


Libro de Carlo Acutis.

Fuente de donde recopilé información aquí.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar su tráfico. Tu dirección IP y user-agent se comparten con Google, junto con las métricas de rendimiento y de seguridad, para garantizar la calidad del servicio, generar estadísticas de uso y detectar y solucionar abusos. Aceptar Más información

Privacy & Cookies Policy