Camino de Santiago 2018: Pontevedra – Caldas

por Depasxuventude

 Hoy la lluvia nos ha perseguido y menos mal que nos fue dando algunos momentos de tregua.  Hemos disfrutado de una etapa tranquila y muy bonita, donde poco a poco hemos ido hablando entre nosotros y conociéndonos un poco más.


Aunque se empieza a notar el desgaste físico la alegría y el buen animo nos van acompañando.

También te puede interesar